Las muelas de juicio son los molares que erupcionan al fondo de la boca en edad adulta. Suelen aparecer entre los 18 y 26 años de edad.

Problemas comunes

Algunas personas tienen las cuatro muelas de juicio, otras tienen menos. A veces, estas piezas dentales se quedan en el hueso alveolar y no erupcionan nunca. Hay personas que nacen sin estas piezas dentales.

Una muela de juicio puede causar problemas al crecer en la dirección errónea, causando así daño en el diente colindante. Si erupciona lentamente puede estar parcialmente cubierta con tejido de encía, lo cual convierte su limpieza en una tarea complicada. Entonces, cuando las bacterias se acumulan alrededor del diente, puede ocasionar inflamación e hinchazón.

Es fundamental que llevéis a cabo una limpieza dental diaria después de cada comida, teniendo especial cuidado en la zona en la que cursa el dolor. En esta zona debéis pasaros el cepillo dental con mucho cuidado y sin apretar, además es importante el uso del hilo dental y del enjuague bucal.

Comparte en tus redes sociales:
Entradas recientes

Deja un comentario

Contacto

Contacte con nosotros y le responderemos lo antes posible